Inicio > Historias > La amígdala: influencia de las emociones en la consolidación de la memoria

La amígdala: influencia de las emociones en la consolidación de la memoria

por Malambo en Bloxito.Ciencia | 2007-03-21 | 0 Comentarios


La consolidación implica centralmente tres regiones cerebrales: la amígdala, el hipocampo y el neocortex, y dos procesos esenciales: la potenciación a largo plazo (PLP) y la regulación de las influencias emocionales moduladoras. En ejercicios básicos es posible condicionar un sujeto (por lo común una rata) mediante un sonido que es acompañado por una suave descarga eléctrica. En la respuesta condicionada, las neuronas de la corteza auditiva sufren cambios fisiológicos característicos en virtud del condicionamiento creando su propio registro de lo sucedido.

Conexiones aferentes de la amígdala. La amígdala es un lugar crítico de aprendizaje por su instalación céntrica entre estaciones de aferencias y eferencias. El tálamo activa la amígdala casi al mismo tiempo que activa la corteza. Esta disposición podría permitir que las respuestas emocionales comiencen en la amígdala antes que seamos plenamente conscientes del evento que nos hace reaccionar o identifiquemos la sensación que estamos experimentando.


Si se daña la corteza auditiva, el sujeto todavía es capaz de aprender a responder con una reacción de miedo ante un único tono, aunque no a un patrón más complicado. Tampoco es capaz de distinguir entre dos tonos, uno asociado a la descarga y el otro no. Si se eliminan las proyecciones del tálamo a la amígdala, bastan las proyecciones del tálamo a la corteza y de ahí a la amígdala La corteza no es necesaria para establecer un condicionamiento del miedo ante estímulos simples; es imprescindible, en cambio, para interpretar estímulos más complicados.

Cuando se daña parte de la corteza prefrontal se hace muy difícil anular la memoria emocional. Eso significa que las áreas prefrontales -posiblemente a través de la amígdala- controlan la memoria emocional y evitan que se produzcan respuestas emocionales cuando ya no son necesarias. La amígdala, por su parte, tiene una participación crítica en la consolidación. El hipocampo y el cuerpo estriado procesan diferentes formas de memoria y la amígdala modula la consolidación regulando el procesamiento en esas regiones cerebrales.

En el nivel molecular, modula la influencia emocional en la memoria bloqueando o incitando la liberación de epinefrina y glucocorticoides (las lesiones de la amígdala bloquean los efectos de estos moduladores sobre la consolidación). Se compone de núcleos, uno lateral, dos basolaterales (BLA: basolateral amigdala) y uno central. El núcleo central constituye una interfaz de los sistemas que controlan las respuestas: se conecta con áreas del troncoencéfalo implicadas en el control del ritmo cardíaco, respiración y vasodilatación; es un eslabón decisivo del sistema a través del cual se expresan las respuestas condicionadas autónomas (memorias reflexivas).

El núcleo lateral recibe señales del sistema sensorial, por lo que se lo supone la interfaz sensorial de la amígdala en el condicionamiento del miedo. Las conexiones directas entre el núcleo lateral y el núcleo central son extremadamente escasas. El núcleo lateral se proyecta hacia la amígdala basolateral, que, a su vez, se proyecta hacia el núcleo central.

La amígdala basolateral merece un párrafo aparte. No sólo es una estación de transbordo, su función reguladora sobre sistemas externos a la amígdala es esencial a la consolidación. La modulación de influencias desde la amígdala basolateral regula la consolidación que ocurre dentro o mediada por el hipocampo. Los receptores de glucocorticoides están densamente localizados en el hipocampo, y es probable que medien las influencias de los glucocorticoides sobre la consolidación. La amígdala basolateral está estrechamente implicada en la posibilitación de esta influencia del glucocorticoide.

Se examinaron los efectos de los antagonistas del receptor beta-adrenérgico (receptor que se activa con los productos de la glándula adrenal y produce moléculas de baja energía en el interior de la célula) o de un placebo sobre la memoria de fotografías, acompañadas por una historia emocionalmente estimulante. Los sujetos a quienes se les dio el placebo antes de la presentación de fotografías e historia, recordaron mejor las imágenes presentadas durante la parte más emocional del relato. En contraste, los sujetos a quienes se les administró un antagonista del receptor beta-adrenérgico, la anécdota no logró mejorar la memoria de tales imágenes. También aumentan la memoria la infusión de agonistas de los receptores beta-adrenérgicos, y las lesiones disminuyen o bloquean esos aumentos. Como era de esperar, por la íntima asociación entre la memoria y la potenciación a largo plazo del hipocampo, los efectos producidos tanto por agonistas como por antagonistas o de lesiones producen consecuencias similares en la inducción de la potenciación a largo plazo en el gyrus dentado del hipocampo.

Referencias

LeDoux, J. E.: Investigación y Ciencia 215, 38 (1994).
Rugg, M. D.: Science 281, 1151 (21 Ago 1998).
Schacter, D. L. y Wagner, A. D.: Science 285, 1503 (3 Sep 1999).
Wagner, A. D. et al.: Science 281, 1188 (21 Ago 1998).


Bloxito.Ciencia | La amígdala: influencia de las emociones en la consolidación de la memoria (2007-03-21 16:41) | 0 Comentarios

Etiquetas:

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://bloxito.blogalia.com//trackbacks/48116

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 23.20.64.16 (f67d4650bd)
Comentario

portada | subir
La barra superior pertenece a Tobias Bergius (Listamatic)
(CC) 2005-2007 - Malambo