Inicio > Historias > Agridulce

Agridulce

por Malambo en Bloxito.Otras cosas | 2006-12-10 | 16 Comentarios


Alegría pero también tristeza, porque finalmente la justicia no ha llegado.


Bloxito.Otras cosas | Agridulce (2006-12-10 21:16) | 16 Comentarios

Etiquetas:

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://bloxito.blogalia.com//trackbacks/45298

Comentarios

1
De: Nfer Fecha: 2006-12-10 22:25

Pues no puedo alegrarme. La justicia tiene sus tiempos, que no son los biológicos.
Me consuelo (tonto consuelo) pensando que casos así hubo desde que existen las leyes, los imperios, y ya sabes cuántas cosas más. Nunca una ley ha hecho justicia (¿o sí?)



2
De: Malambo Fecha: 2006-12-10 23:20

Pero si tiene sus tiempos y estos no son los biológicos, entonces la justicia no existe.

Me hubiese gustado que lo juzgaran y lo encarcelaran, que Chile y el mundo se sintieran más libres. Me hubiese gustado que muriera en la cárcel. No pudo ser. Igual, cuando me enteré se me escapó una irracional e impúdica risotada.

Murió una carroña ¿Le corresponderán los honores de Jefe de Estado? ¿Se extenderá la injusticia incluso más allá de su muerte?



3
De: Malambo Fecha: 2006-12-11 22:05

Finalmente, el Estado chileno velará con honores al mayor asesino de su pueblo. No como Jefe de Estado, pero sí como militar.



4
De: Nfer Fecha: 2006-12-11 22:21

malambo:
Tratemos de razonar lo irracional de todo esto.
Morir, nos morimos todos.
Cuándo, nadie lo sabe (y no me dio un ataque de misticismo o fatalismo, en serio).

Que aún cuando las penas aplicadas al reo busquen reparar el daño sufrido por la(s) víctima(s), ¿quién devuelve la vida a un muerto? ¿la pena de muerte resucitó alguna vez a alguien asesinado? ¿ la cadena perpetua, (si es que existe de verdad, porque a cada rato nos enteramos de la conmutación de penas y liberan a los presidiarios, o son llevados a prisión en mansiones que ni en sueños alcanzaremos el resto de los mortales), hace que el dolor ajeno sea paliado, las heridas cerradas, las oportunidades perdidas sean devueltas?

Nadie podrá matar mil veces a Pinochet. Ni cosa alguna podrá devolver a su estado original lo que dañó. Que es lo que "el espíritu de la ley" busca.
Aceptémoslo. Un delincuente común, puede que pague sus deudas a la sociedad.
Este tipo de personas, no.

Y...los "honores de Jefe de Estado" le corresponden, no por la persona, sino por el rango que alcanzó.
Lamento,pero es así...





5
De: Nfer Fecha: 2006-12-11 22:26

... no vi el comment anterior.
Y ya sabemos que los militares, como la Iglesia, tiene leyes sobre las leyes del común de los mortales...con más razón son justificados los honores (perdón por la ironía)



6
De: Malambo Fecha: 2006-12-11 23:21

Nada ni nadie devolverá la vida al muerto, Nfer, lo sabemos. La muerte es irreversible. Pero no es eso lo que el sometimiento a las leyes sociales buscan. Es cierto, también, que las leyes no buscan venganza, pero me parece una afrenta llamar venganza al clamor de justicia hecho por las víctimas o sus familiares, tanto como la abulia de quienes se quedan mirando a ver qué pasa, como si mirasen llover.

Lo que la Justicia busca es una mínima garantía de igualdad entre todos sus ciudadanos. Quien disfrute el ejercicio de un derecho deberá pagar la correspondiente obligación. El juicio inconcluso al viejo ladino muestra en carne viva que no todos los chilenos son iguales, pero lo que es aún peor: muestra que el Estado no puede garantizar esa igualdad. Y más todavía: con los reconocimiento brindado por el Estado en sus exequias demuestra que no tiene el coraje de enfrentarlo.

Y esto no es una crítica a Chile exclusivamente. En Argentina también tuvimos Obediencias debidas y Puntos finales.

Lo cierto es que todas estas injusticias dividen y siguen lastimando. El poderoso sigue haciendo lo que quiere, cuando quiere y contra quien se le ocurre. No tiene reparos, no tiene límites, nadie tiene la capacidad o los ovarios para ponérselos. Todo queda servido en bandejas para cuando desee volver a hundir las fauces en la codicia.

No, efectivamente, el clamor de justicia de las víctimas no es un pedido de revancha ni una oración para resucitar muertos. Quién así lo crea ha perdido la batalla contra la irracionalidad.

Por último, lamento disentir profundamente contigo en que le corresponda honor alguno a esa lacra miserable. ¡No alcanzó ningún rango! lo extirpó, lo robó, lo sacó con sus cruentas garras asesinas de las entrañas de la sociedad que prometió defender. Creo que eso puede entenderlo cualquiera. No le corresponde ningún honor, por más que la presidenta no tenga sus ovarios bien puestos. Yo también lo lamento, Nfer, de verdad.



7
De: Nfer Fecha: 2006-12-12 12:18

Entiendo, malambo. El rango (militar) lo tuvo, de la manera que sea, y los militares se rinden homenaje a sí mismos, en la figura de un cadáver.Daría lo mismo un ataúd vacío.

Ponerse en contra de un funeral que será olvidado en poco tiempo, es seguir haciendo caldo de cultivo para un país (...como tantos...) dividido en sus entrañas desde hace décadas o siglos.

Tal vez haya sido mejor dejar pasar.

Te mando por mail un artículo muy interesante que leí anoche en el periódico.



8
De: Nat Fecha: 2006-12-12 14:57

Nfer: los militares hacen lo que el poder político les permite que haga. En Chile el gobierno democrático les está permitiendo que le rindan honores al asesino de millones de sus compatriotas. Y eso es una vergüenza, una injuria, una afrenta hacia todos (al yo lo siento así). No se trata sólo de un funeral en este caso. Se trata del funeral de un genocida, que no es lo mismo. No estoy de acuerdo, no es mejor dejar pasar, es mejor repudiar, decir, escribir, gritar, protestar, exigir justicia...todavía, porque los secuaces de Pinochet están vivos.
Lo único que cura las heridas de un pueblo dividido es la justicia, por más lenta y ineficaz que sea, es la única arma que tenemos. Y mientras ésta llega (que es cierto que muchas veces llega tarde): la acción, el escrache, el no quedarnos callados.
Pero esto es nada más que lo que yo pienso, y siento.
Un abrazo



9
De: ciro Fecha: 2006-12-12 16:51

Malabo, vos dijiste.

“la abulia de quienes se quedan mirando a ver qué pasa, como si mirasen llover.”

Y está interesante, por que los que miran llover son, generalmente, los que no se mojan, los que están protegidos. Los otros, los que se están mojando, corren, buscan, se mueven.

El tipo murió libre y eso es una desgracia, lástima que la justicia chilena no pudo ver en el más que un ladrón.

Yo me animo a decir que son monstruos, una vez que mueren se convierten en monstruos, los convertimos en monstruos. Se van a escribir libros, se van a hacer películas de todo tipo sobre él y sus monstruosidades, hasta algunos lo van idolatrar. Como a drácula. Esta historia ya la vivimos.

Finalmente llego otra vez a la misma conclusión: nosotros creamos nuestros propios monstruos, probablemente mientras miramos como llueve.

Saludos



10
De: Sofocador Fecha: 2006-12-14 09:26

He leído varios artículos esta semana sobre la muerte de este dictador, entre ellos el que me enviaste, Nfer y en general noto una mezcla de alegría y desazón en lo que transmiten, pero ninguno toca el eje de una cuestión fundamental: Estos hombres, los dictadores digo, han sido históricamente serviles herramientas de sistemas de poder, individuos con una gran frustración personal, consientes fracasados, que encuentran como única posibilidad de trascendencia el montarse sobre la acción mercenaria al servicio de otros hombres, los verdaderos ideólogos y adalides del mal, que desde la sombra o la distancia, como todo cobarde, manejan sin escrúpulos y a su servicio naciones enteras.
Nunca conocemos a estos individuos o lo que es peor, incluso los confundimos entre lo más granado y respetable de nuestras sociedades: grandes apellidos, embajadores, empresarios, latifundistas, eminencias eclesiásticas...Jamás habrá verdadera justicia, si ni siquiera sabemos reconocer acertadamente a los culpables.
Pinochet como Hitler, Stalin, Videla y tantos otros, sufrieron en vida el castigo de reconocerse ellos mismos como fracasados y aprovecharon la voluntad de muchos otros para crear en sus mentes un discurso falaz, incluso para ellos mismos, pero que les servía para disimular su impotencia ante la vida.
No hay justicia, no puede haberla, pues los que desde la sombra del verdadero poder conducen hasta las opiniones de las mayorías, no morirán nunca ni serán acusados jamás de nada.



11
De: Anónima Fecha: 2006-12-14 10:22

El artículo del que habláis y que nos mandó Nfer La muerte de un dictador de Rogelio Alaniz está ya disponible en internet.

Puse la cita en caoticables, pero la vuelvo a poner aquí, porque como se deice en él a mi la noticia me parece más agria que dulce:

No me alegra la muerte de Pinochet, entre otras cosas porque mi mayor satisfacción hubiera sido que la justicia, la justicia de los hombres se entiende, lo condenara a él y a sus cómplices, a él y al sistema represivo y criminal que montó a partir de setiembre de 1973. La muerte no es un castigo, es el destino de todos, y mucho menos es un castigo para un hombre de noventa y un años, por lo tanto, alegrarse porque alguien muera a esa edad es algo gratuito


La muerte Franco produjo mucha alegría porque significaba su desaparición del poder. Pinochet ya no estaba en el poder, así que no veo motivo de alegría en su muerte, aunque tengo que reconcer que cuando me enteré pensé ¡se acabo Pinochet! y durante unos minutos si que me puse contenta...



12
De: Anónima Fecha: 2006-12-14 10:45

Nat:

Hasta donde yo sé, Pinochet no asesinó a a millones de personas si no "sólo" a miles.

Hace poco me hicieron ver en la típica discusión con un neoliberal que mis cifras estaban equivocadas y creo que era cierto, por lo que he leido luego por internet.

Al menos las asociaciones de desaparecidos hablan de miles de desaparecidos, así como el informew Rettig (unos 3000). El informe Valech habla de unos 30.000 casos de torturas y violaciones.

Hago la puntualización porque aunque da igual el número, una sola muerte injusta o un solo caso de tortura institucionalizada ya es de por sí intolerable, me sentí mal cuando me hicieron ver que hablaba sin estar suficientemente informada.



13
De: Nat Fecha: 2006-12-14 15:18

Anónima: tenés razón. Me traicionó mi inconciente, subconciente o lo que sea que haya operado ahí.
Sí, es cierto, son alrededor de 3000 los desaparecidos, sobre una población de entre 3 y 4 millones de habitantes (el tipo estuvo 17 años en el poder).
Gracias por la corrección. Es cierto que no importa el número (en Argentina fueron 30.000, en otros países menos). Pero es necesario ser precisos al hablar.



14
De: Nat Fecha: 2006-12-15 20:21

Y yo erre que erre con lo mismo:
Coincido que hay que ser precisos al hablar, y más al escribir,pues el que lee no puede percibir los gestos corporales, pausas o inflexiones en la voz.

Pero una vez muerto un inocente, ¿la muerte del asesino lo resucitará? Tampoco lo hará con cien, mil, un millón...

Borges dijo en algún reportaje:

" Oí decir a un militar que si para eliminar a un subversivo había que matar también 99 inocentes, estaba justificado.
Me preguntosi, entre esos 99, hubiera estado uno de sus hijos diría lo mismo".



15
De: Nfer Fecha: 2006-12-15 20:24

...la Nat del # 14 soy yo...¡y tengo el coraje de decir que hay que ser precisos al escribir!.
Perdón....
:(



16
De: Nfer Fecha: 2006-12-21 20:52

Sofocador , en parte dices lo que yo pienso (pero lo dices mejor): los que detentan (detentan en la acepción
detentar.
(Del lat. detentāre, retener).
1. tr. Retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público.)
...son personas que "ponen la cara" y los que de verdad conducen los hilos, están en las sombras (a veces a la sombra de un chiringuito en una isla del Egeo).

Casi disiento en cuanto a que sean conscientes de sus fracasos.
Esto es, nunca lo sabremos. Varios de los que nombras, y otros más, comulgaban todos los días, o respondían que "cumplían órdenes".
Es que nunca sabremos qué pasaba por sus mentes.
¡Cuántas veces veces nos sorprendemos de lo que nosotros mismos estamos pensando/sintiendo...
De ahí que extraer el "perfil" de estos individuos sea casi imposible. O predecir qué comportamiento tendrán tales o cuales sujetos.
Las cosas que la humanidad hace en nombre de la Patria, el Honor, el Bienestar, el Progreso, es según del lado que estén.
Y también definir "de qué lado están" es subjetivo.




Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.152.232 (5789531f3d)
Comentario

portada | subir
La barra superior pertenece a Tobias Bergius (Listamatic)
(CC) 2005-2007 - Malambo