Inicio > Historias > Sea el hombre esférico

Sea el hombre esférico

por Malambo en Bloxito.Reflexiones | 2006-10-20 | 13 Comentarios


Sobre el caballo esférico se ha escrito mucho, tanto que para no convertirse en un lugar común, el chiste ha mutado hacia vacas, péndulos y otros animales. La relación entre los humanos y la esfericidad ha sido, sin embargo, poco explorada.

Imaginemos que un hombre o una mujer es una canica. Las canicas están sometidas a campos gravitatorios, pisos y opis. (El opi (u hoyo) es una pequeña concavidad hecha en el piso con el dedo mayor montado sobre el índice girando la mano de un lado a otro. El opi sirve para hacer opi antes o después de la chanta. Chanta y opi definen, a su vez, el estado quemado.) Pero no nos derivemos. Las personas también están sometidas a campos gravitatorios, al piso y caen en pozos; sin embargo, algunos sostienen que no son estas las características humanas más sabrosas. Los seres humanos son (en ralidad somos, pero como este es un estudio objetivo tengo que situarme afuera) seres fundamentalmente psicológicos y sociales, pero como el modelito supone que los hombres o las mujeres son canicas, el aporte no incluirá estas características humanas, por más esenciales que sean.

De las canicas no hay mucho que decir. Salvo moverse según las leyes de Newton cuando les aplican una fuerza (y cuando no también), chocar unas contra otras, deslizarse o rodar por el piso y caer en opis, no hay cosa interesante que les pueda suceder. No obstante, detrás de la aparente simplicidad, estas bolitas de vidrio ocultan secretas dificultades. No existen en todo el mundo dos que sean iguales. Aunque hayan salido de la misma máquina respetando con exactitud pasmosa los dictámenes del proceso serial de fabricación, siempre existirán defectos (y virtudes) que las harán distintas (esto es especialmente verdadero para las bolitas japonesas y las lecheras). Además, en el mundo existen niños desaprensivos que en el transcurso de su vida útil las rayarán o cascarán de diferente manera; las apostarán a tres quemas, a una o a ninguna; las perderán en un baldío o las guardan como un tesoro hasta olvidarlas.

Y aunque el destino común de todas las canicas es el olvido (o la distorsión del recuerdo, que viene a ser lo mismo), cada una se siente única e irrepetible y proclama que nadie puede hacer física de las canicas. Pero esta sentencia es una clara repetición acrítica y dogmática de los prejuicios de los bolones, una caterva de canicas cuyo volumen es, y con mucho, mayor a la media del volumen de todas las canicas. Creen saber los bolones, habiéndolo sacado de quién sabe dónde, que no puede haber ciencia de lo individual. Algunos bolones han llegado a negar, incluso, la Geofísica argumentando que la Tierra (la Canica Madre) es única e irrepetible. Y es cierto que madre hay una sola, pero no menos cierto es que las madres canicas se parecen en algunos aspectos aunque difieran en otros. “Las canicas son similares, esto hace la ciencia posible; las canicas son diferentes, esto hace la ciencia imprescindible” dije una vez en una reunión de canicas opositoras celebrada en Jarrón Grande de la Abuela. Las canicas se chocaron calurosamente entre sí, que es su forma de aplaudir.

No es cierto, sin embargo, que las canicas nazcan y sean libres por siempre. Todas están sometidas a una fuerza exterior que las obliga a permanecer ligadas a superficies más o menos arbitrarias. Esto y decir que en vez de tener tres grados de libertad tienen dos es lo mismo (o cinco en vez de seis, ya que en nuestro modelo de canica, que a su vez modela al ser humano, la suponemos sólida y rígida). Y aunque no es bueno que la canica esté sola, dos o más permanecerán juntas sólo si las circunstancias (es decir, las superficies) así los disponen. Modificadas las circunstancias (es decir, las superficies), lo que antes era un plexo ahora es bruma. Los vínculos generados por ellas mismas son tan pero tan débiles que para todo caso práctico son inexistentes. Algunas creen que este individualismo es signo de libertad, y en parte tienen razón, puesto que toda asociación disminuye la libertad individual. Sin embargo, no se dan cuenta que esa libertad les niega el derecho a formar comunidades, e impide la libertad de permanecer unidas por ellas mismas y no porque las eventuales circunstancias (es decir, las eventuales superficies) así lo dispongan. El único tipo de interacción que les permite tal libertad, por otro lado, es la chanta; pero cuando la chanta no significa aplauso suele provocar separaciones definitivas en el mejor de los casos y en el peor el quiebre en pedacitos de al menos una de las participantes (cosa que ocurre si el niño que hace chanta tiene los dedos gordos y poderosos).

Y hasta aquí llego porque más allá no se puede ir, salvo regalar una moraleja, que para eso me pagan: A hombres esféricos, canícas neoliberales con sesera posmoderna.


Bloxito.Reflexiones | Sea el hombre esférico (2006-10-20 23:21) | 13 Comentarios

Etiquetas:

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://bloxito.blogalia.com//trackbacks/43904

Comentarios

1
De: Zifra Fecha: 2006-10-20 23:43

problemas al comentar????



2
De: Zifra Fecha: 2006-10-20 23:45

La decadencia de la canica, de Dolina



3
De: Zifra Fecha: 2006-10-20 23:46

pues sí... busca en google la decadencia de la bolita, de Dolina



4
De: malambo Fecha: 2006-10-21 00:20

La decadencia de la bolita, si mal no recuerdo, es un cuento que pertenece al libro "Crónicas del Ángel Gris", que está en uno de los estantes de mi biblioteca, claro.

Sin embargo, según recuerdo, el problema de Dolina era dónde iban a parar las bolitas. Miles y miles de niños juegan con más de una bolita; sin embargo, no se ven en la actualidad. ¿Qué habrá sido de esas esferitas de vidrio? se preguntaba él... Espérame un momentito...

¿cuántas bolitas poseía cada nió aficionado, como promedio? Digamos cincuenta. Multipliquemos: cincuenta por diez millones. Son quinientos millones de bolitas. Bien, volvamos al presente: ¿alguno de ustedes ha visto una bolita en el último año? Seguramente no. Yo pregunto: ¿dónde están los quinientos millones de bolitas?¿quién las tiene?
Y no me digan que el tiempo las destruyó porque el viento y la lluvia no son suficientes para destrozar una bolita...



5
De: Anónima Fecha: 2006-10-21 00:33

La moraleja me recordó una frase de mi padre, que Nfer me tradujo una vez al argentino junto con otras definiciones (casi 100) de boludos:

Los tontos (boludos) esféricos son aquellos que los mires por donde los mires son tontos (boludos)



6
De: ringo Fecha: 2006-10-21 19:47

a decir verdad, me parece bien lo de las canicas. lo que yo no entiendo es por qué debe haber solamente una manera de encarar la cuestión.
una es: los seres humanos son canicas sometidas a leyes, estudiemos eso como tal dejando afuera el aspecto psicológico y social. perfecto.
otra sería: los seres humanos son también seres psicológicos y sociales. por qué no estudiar eso también?
¿porque ese estudio se alejaría de la ciencia y sus principios? claro, pero siempre que lo tengamos en claro, cuál es el problema de hacerlo. Digo, acaso la historia no entra en este segundo grupo? la dejaríamos? acaso la sociología no está aquí también? la dejaríamos?
Yo creo que es IMPRESCINDIBLE que estudiemos a los seres humanos como bolitas sometidas a leyes; pero también es cierto que construimos sentido y eso es parte de nuestra vida de canicas también. Una cosa no debería ser la impugnación de la otra.
tú que piensas?



7
De: malambo Fecha: 2006-10-22 09:12

Estoy en parte de acuerdo con vos, ringo. Ninguno de los enfoques debería invalidar al otro; sin embargo, pienso que el primero debería haber sido superado.

A diferencia de las ideas de Kuhn, pienso que la ciencia avanza por generalización antes que por revoluciones devastadoras. Así, la mecánica newtoniana es un caso particular de la teoría de la relatividad de Einstein, que es una teoría más amplia. En otra senda, la teoría newtoniana es (vía el teorema de Ehrenfest) es un caso particular de la física cuántica.

Con esta idea de la teoría más desarrollada como parte contenedora de otra que lo es menos, quiero decir que me parece que la caricatura de personas-bolitas quise mostrar una simplificación excesiva del problema social. No creo, a diferencia ahora de lo que tu piensas, que el modelo de personas-bolitas (o "personas" sin la posibilidad de vincularse socialmente) sea útil en ningún respecto.

Lo que sí sostengo (pero creo que no lo he dicho aún), es que la evolución social está dada por la existencia de leyes sociales y psicológicas. Por lo tanto, para entender la evolución de los sociosistemas mediante leyes, en mi opinión, no hay que despojar a los actores de su interioridad ni de sus vínculos.

Es cierto, no podemos empezar poniendo toda la carne al asador. Quiero decir, para entender algunos aspectos de la evolución de un sociosistema no podemos arrancar teniendo en cuenta las complejidades mentales descubiertas por las neurociencias ni todos los vínculos obrantes en todas las redes sociales en las que se mueve el individuo. A ese entendimiento llegaremos algún día, pero un comienzo de esta magnitud se me antoja paralizador.

Hay muchos ejemplos de lo que te digo (1), (2) y (3), por poner unos pocos escogidos al azar. Uno de los más fascinantes es el estudio de la evolución de la opinión pública en un campo social. Por lo general, lo que hacen estos modelos es suponer una persona muy simple (y tosca aun, admitido) con cierta capacidad de memoria y rango de actitudes.

Una vez definidos los actores se los pone a interactuar y se evalúa cómo la opinión pública va cambiando en el tiempo de acuerdo a qué parámetros globales se modifican.

Por eso, dado que ya tenemos en nuestro poder las matemáticas de las redes complejas, me parece ridículo que los neoliberales sigan insistiendo con el individualismo y la mano invisible del estado, la globalización o cualquier otra estupidez externalista que actúe sobre los individuos para modificar desde afuera sus conductas.

La existencia de estos estudios niegan, dicho sea de paso pero con picardía, la idea de que el hombre no pueda estudiarse científicamente incluyendo aspectos sociales y psicológicos porque este sea único e irrepetible. ¡¿De dónde sacaron esa fantasía?!



8
De: malambo Fecha: 2006-10-22 09:17

Errata: En "mano invisible del estado" debió decir mano invisible del mercado.



9
De: Anónima Fecha: 2006-10-24 12:03

XD

No es una errata: te delató el subconsciente :P



10
De: malambo Fecha: 2006-10-24 16:18

mmmm... ¿mercado = Estado? No, licenciada (y no crea que este es un caso de resistencia, por favor) fue sólo un caso de música a todo lo que da (Silvio Rodriguez) y la tele hablando del Estado. Una distracción, nada más... Licenciada... licenciada... ¿me escucha, licenciada?... (Uf! yo le pago la mitad de mi sueldo y ella se queda dormida en mi hora de 50 minutos!) ¡¡LICENCIADA!!...



11
De: Nat Fecha: 2006-10-24 16:34

Anónima, yo iba a decir que era un acto fallido...pero es que imaginé esa respuesta de más arriba, letra por letra :)
No hay nada que hacer, este muchacho no tiene cura.



12
De: malambo Fecha: 2006-10-24 17:31

¿Ese es su veredicto, licenciada? ¿eso me dice después de haberle confesado mis más hondos secretos en el diván de su consultorio? ¿Es ética esa actitud, licenciada?... Licenciada... ¿Licenciada?



13
De: angel de jesus Fecha: 2007-08-04 01:57

quisiera conprar canicas padres para coleccionarlas y para jugarlas



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.105.241 (efc2b5f0c0)
Comentario

portada | subir
La barra superior pertenece a Tobias Bergius (Listamatic)
(CC) 2005-2007 - Malambo