Inicio > Historias > Oscuridad

Oscuridad

por Malambo en Bloxito.No leer | 2006-03-09 | 4 Comentarios



Tal vez sea eso, el desgaste. Es de noche, muy de noche, y no dejo de repetirme palabras que ya dije antes en el mismo orden y con la misma entonación, no puedo dejar de sentir la misma angustia de siempre y la misma antigua soledad. Como todas las noches, como muchas noches, a esta hora la Tierra giró lo suficiente para que el horizonte local por fin dejara atrás la Luna y todo quedara más oscuro, más oculto. Sin embargo hay algo bueno: se puede escuchar el mar y si me esfuerzo un poco desde mi ventana puedo observar una estrella por el tiempo que dure antes que el alero del tejado la tape y, a todos los efectos prácticos, la estrella desaparezca para siempre. Porque mañana la habré olvidado y dentro de un tiempo, cuando la vuelva a ver en otro lugar del cielo, con otros puntos de luz a su alrededor será totalmente nueva para mi. Sólo esta noche esa estrella es especial y su paso es fugaz, apenas vivirá el tiempo que dure entre el pino verde (ahora negro) y el alero. Salvo por una estrella de la que no conozco más que su brillo lejano, todo está oscuro, muy oscuro y oculto.


Bloxito.No leer | Oscuridad (2006-03-09 13:44) | 4 Comentarios

Etiquetas:

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://bloxito.blogalia.com//trackbacks/38091

Comentarios

1
De: Lola Fecha: 2006-03-10 12:44

bueno, quizá es mejor pensar que siempre habrá estrellas que desaparezcan y vuelvan a aparecer con la cara ya lavada al día siguiente. Que sí, que pueden ser las mismas... o no.



2
De: malambo Fecha: 2006-03-10 13:38

Otra será, Lola. Mañana, cuando vuelva desconocida, habrá gastado de toneladas de combustible, sus feroces procesos internos la habrán consumido y sin saber si se convertirá en agujero negro o enana blanca, iluminará otros tejados... y otros pinos.



3
De: Nat Fecha: 2006-03-12 17:57

Sólo debiéramos temerle a la penumbra. Allí es donde perdemos las esperanzas, dónde la soledad nos aprisiona. De allí entramos y salimos a menudo. Y a veces cuesta la vida salir.
Pero no debemos temer de la oscuridad absoluta. De ella puede surgir la más intensa claridad. Si la soñamos, si amamos esa posibilidad, la oscuridad es una plataforma de despegue. Sólo basta esperar, una noche de éstas, el guiño de la estrella. Y entonces será el momento.



4
De: malambo Fecha: 2006-03-14 00:23

No hay temor que no se venza ni penumbra que no amanezca. El pino del que emerge la estrella nocturna también guarda un lugar para el sol que cada mañana se parece a tu mirada.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.162.105.241 (efc2b5f0c0)
Comentario

portada | subir
La barra superior pertenece a Tobias Bergius (Listamatic)
(CC) 2005-2007 - Malambo